Al finalizar el enfrentamiento de la liga ACB, apenas quedan 24 horas, para la  entrega de los Oscar del cine americano, donde el Bilbao Basket desplegó su mejor guion original para sumar una nueva victoria frente a Unicaja Málaga por 98 a 95. El objetivo de la permanencia, con 13 triunfos, está solventado, el equipo puede desplazarse a la Costa del Sol  a disputar la Copa del Rey sin complejos y con ansias de competir ante cualquier rival.

Cada semana que este equipo sale a escena, nuevos actores se suman a la función. Secundarios que se convierten en importantes, casos de Rigo ( 2 triples y defensa) y Schereiner (50 % en tiros libres y de 3 puntos) con mayor presencia en cancha, en minutos y ayudando a sumar para cimentar la victoria. Pero el escaparate en el que se ha convertido el equipo dirigido por Mumbrú, suma nuevos talentos: Kulboka (22 de valoración y 18 puntos, 50% en tiros de 3) y Rouselle (11 puntos, 5 asistencias y 3/4 en triples) mostraron sus mejores minutos en Miribilla. Sin olvidar a los habituales, Balvin (2 tapones, 8 puntos y 5 rebotes), Bouteille (16 puntos, 2 asistencias y 5 rebotes) A los que se unió el MVP del match, Lammers ( 24 de valoración , para 6 mates, un par de tapones, 17 puntos y 5 rebotes) lo que le permite seguir saliendo , otra semana más, en las jugadas más sobresalientes de la liga ACB.

El acierto en los tiros exteriores por ambos contendientes fue el reflejo del abultado marcador final. Por los bilbaínos (52% en tiros de 3) y en los malagueños (53% en tiros de 3). En esta última faceta contribuyeron los tres pequeños de Casimiro, J.Fernández( 23 valoración para 20 puntos, 7 asistencias, 4/7 en triples), D. Brizuela (23 valoración, con 21 puntos, 3 asistencias y 3/7 en triples) y Adams (11 de valoración, con 18 puntos, 3 rebotes y 4/5 en triples). Revulsivos para su equipo durante el tercer cuarto en el que anotaron 35 puntos para reducir las ventajas de los locales y continuar en ele encuentro.

Por mucho scouting y videos que desmenuzan los cuerpos técnicos  rivales de los hombre de negro, la jugada de puño arriba marcada por el base local, siempre encuentra el bloqueo y continuación en Lammers que vuela por encima de sus rivales para machacar su aro con canastas de bella ejecución. Debutó por los bilbaínos, T. Haws, unos minutos para tomar el pulso a la competición y al equipo, con un tiro errado, con margen de mejora según avance el tiempo,

Los 2 minutos finales de incertidumbre por el resultado, se convirtieron en 10 minutos reales de sufrimiento y emoción tras el carrusel de sucesivos tiros libres (70 % de aciertos los locales y 79% de aciertos los visitantes)  a los que ambos contendientes sometieron a los jugadores en pista. Falta y tiro libre, falta y tiro libre, fue la secuencia más repetitiva, mientras el marcador descontaba a cuentagotas los segundos para el final. Un triple errado por J. Fernández les privó de la prorroga a los visitantes, permitiendo a los bilbaínos alcanzar el listón de 13 victorias y una quinta plaza muy prometedora.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *