A priori,el encuentro resultaba complicado. Un rival enchufado, tras el cambio de entrenador, ex hombre de negro y ex del cuerpo técnico de la selección española, Carles Marco. Tras la bocina final, aplastante victoria de los comandados por Mumbrú por 88 a 59 frente a Chocolates Trapa Palencia. Lo que los posibilita seguir segundos en la clasificación de la LEB Oro.

La clave se fraguó en el segundo cuarto. Un  parcial de 27 a 14 para los bilbaínos les distanció ya en el descanso. Los porcentajes de acierto para los locales resultaron excelentes: 40 %  en triples, 77% en tiros de dos puntos para un global de 60% de acierto en tiros de campo. Además, jugadores como Larsen, Martínez y Huertas siguen evolucionando en su juego de cara a complementar el acierto de sus compañeros cuando disponen de minutos en cancha.Por su parte,  Matulionis (18 valoración con un 75% de acierto en el triple y 15 ptos anotados). Muy bien secundado por Cruz, MVP (22 de valoración, 7 rebotes, un tapón, 1 asistencia y 17 puntos anotados).

Los bloqueos y continuación, resultaron providenciales, en manos de los bases locales que repartieron 12 asistencias entre ambos a sus respectivos pivots. Los visitantes, subsistieron gracias a los tiros libres (26) frente a los (14) lanzados por los locales. El trio arbitral, seleccionado por el Comité técnico de FEB, no acertó en la designación complicándose el partido en el tercer cuarto con sus apreciaciones sobre el reglamento.

Los malos porcentajes en el tiro de los palentinos, unidos a la diferencias de rebotes no capturados (27) los visitantes frente a los (39) de los bilbaínos, y un bajón físico en el último tramo del encuentro les llevó a una valoración global paupérrima de (45) frente a los (105) cosechada por los hombres de negro.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *