El verso del poeta bilbaíno Blas de Otero adquiere mayor fuerza en el futuro corredor verde de la calle María Díaz de Haro en Bilbao:

Árboles abolidos,

volveréis a brillar

al sol, Olmos sonoros, altos

álamos, lentas encinas,

olivo en paz.

árboles de una patria árida y triste,

entrad

a pie desnudo en el arroyo claro,

fuente serena de la libertad.

Este ambicioso proyecto presentado por el consorcio municipal bilbaíno pretende unir, a lo largo de un kilómetro los parques de Ametzola y Doña Casilda, por medio de este corredor verde que permitirá crear un paisaje cromático cambiante en función de las estaciones del año. En definitiva, disfrutar del otoño cromático en el botxo. En tiempos de pandemia, con cierres perimetrales severos, la añoranza de la naturaleza y espacios abiertos dejaran de ser un problema para el peatón por medio de este enclave.

Los técnicos han considerado poner especies perennes y caducas para lograr composiciones variopintas durante todo el año. Por un lado, el tilo, muy arraigado en las calles de la ciudad es una de las especies elegidas, en este caso la variedad del tilo plateado muy bien secundado por la encina, hasta ahora desterrada del entorno urbano.  Hay quet ener en cuenta que cualquier árbol elegido, como ser vivo que es, cumple sus ciclos vitales de renovación del follaje, floración y fructificación. Si se valoran las bondades del árbol, pueden tolerarse sus pequeñas molestias estacionales.

Con la mirada puesta en la variedad cromática otoñal  otra especie a colonizar la calle es el arce de freeman mutando sus hojas verdes a rojizas antes de desprenderse confiriendo a la parcela un tono peculiar. A una distancia de siete metros entre ellos también se podrán dentro de alcorques arces de la especie Red Shine en otros tramos de la vía.

Con respecto a el estrato arbustivo que acompañarán a los árboles citados han decidido optar por especies perennes de durrillo Ever Price para crear una barrera visual con la calzada colindante por la que circulara el tráfico rodado. Para dar mator sensación de amplitud, en algunas zonas se colocarán praderas con una mezcla rústica de especies. Por otra parte, el lirope y la hortensia de invierno dominarán los espacios ajardinados mientyras que en la zona de la estación las protagonistas seran las especies arbustivas tanto perennes como caducas de estas especies: esferas de boj, verbena, rosa blanca, agapantos azules y blancos y gauras.

A continuación enumero unas cuantas caracteristicas del arbolado urbano:

  1. Con esta iniciativa los árboles pueden llegar a ser señales visuales y permitir una mejor orientación, al romper la continuidad o la monotonía de las edificaciones, pudiendo ser puntos de encuentro y guía. Crean un espacio más confortable para el peatón, estando por ello la gente más interesada en desplazarse a pie.
  2. Se convierten de esta manera los árboles en los responsables de la introducción en la ciudad del mundo natural, lo son por consiguiente de todos los beneficios que éste le aporta.
  3. En las proximidades de los árboles los días son menos calurosos y las noches menos frías ya que ayudan a reducir las diferencias entre temperaturas nocturnas y diurnas.
  4. Mencionar que los árboles pueden tener un papel antimicrobiano. Es bien conocido
    que el número de gérmenes microbianospor metro cúbico de aire es mucho menor cuando hay árboles, que cuando no los hay.
  5. Los árboles son de gran ayuda en la disminución de las molestias sonoras, de tal modo que una simple hilera de árboles tiene ya un efecto sensible.
  6. El arbolado bien tratado hace que las zonas se revaloricen. Las ciudades con un patrimonio arbóreo bello, sano y seguro son más atractivas y valoradas.

En definitiva, una iniciativa pensada para evitar podas mutiladoras sobre los árboles, respetando a los vecinos, peatones y tráfico limitado, buscando una atractivo visual en la mejor estación cromática del año, el otoño. Por cierto, experiencias de este calado también se ha llevado a cabo en Laredo, gracias a la colaboración mutua entre Ayuntamiento y la asociación Bosques de Cantabria. Restaurando, conservando y mejorando el estrato arbóreo y arbustivo de la localidad.

Como dijo Octavio Paz, podemos concluir  que en:

«Su perpetua oscilación, entre belleza y utilidad, entre placer y servicio, el árbol urbano nos da lecciones de sustentabilidad ambiental y social».

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *