Las efemérides están para celebrarlas. Y el mejor regalo para los 20 años de existencia del Bilbao Basket, con sus altibajos, es un nuevo triunfo. Holgado, dominador, gratificante y consolidando su puesto en lo alto de la clasificación, quintos, tras apalizar al Obradoiro por 99 a 72. Los nuevos cromos en el álbum de los hombre de negro  no han mermado para nada la capacidad anotadora de los comandados por Mumbrú.  El americano Haws, tras estar inactivo durante medio año (13  puntos, 75% de acierto en triples y 10 de val.) y el belga Serron (9 puntos y 80% en tiros de dos) y una defensa a cara de perro sobre Vasiliadis  (20 para MVP del partido y 18 puntos) el mejor artillero de los gallegos.

La clave estuvo en la aportación de los puntos de los jugadores locales que provenían del banquillo (37 puntos)  donde sólo Rigo se quedó sin anotar entre los doce empleados por el técnico local. Unido al enorme acierto en los tiros exteriores, buscados y ejecutados brillantemente por Kulkoba, R. Martínez, Haws Y S. Rodriguez. El dominio en el rebote les permitió , igualmente , contraatacar a los de Moncho López que no  pudieron frenar el vendaval ofensivo bilbaíno sobre todo en el tercer cuarto con un parcial de 31 a 11.

El cambio de look de Balvin no le restó fuerzas (18 de val. y 10 puntos, 6 rebotes y un tapón) muy bien escoltado, con el paso de gigante dado por Rousselle ( 8 puntos, 7 asistencias, 12 val.) y emparejado al mejor tirador visitante en labores defensivas, no dejándole anotar y controlando sus propias faltas personales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *