Los regalos son premios que compensan nuestro comportamiento hacia otras personas. Pueden ser materiales e inmateriales; abundantes o escasos; paupérrímos o copioso; ordinarios o extraordinarios.E incluso imprescindibles. Como es en este caso. Una simple sonrisa de compañerismo, un abrazo compartido y una fotografía de conjunto de todos a una como es la obtenida en el Campus olímpico Cangas 2016. es un obsequio maravilloso para quién está al otro lado de la cámara.

_grupal 4

Otro tipo de gratificación es aquella que te proporciona superar a tu defensor en un tiro a cuatro metros. No comparable a un mate estratosférico, pero de igual valía para tu satisfación personal.

a por todas

Un obsequio que no tiene porque llevar un envoltorio pomposo y relumbroso a nuestros ojos.  Una simple mirada de ternura, compasión, amistad  adornada con una sonrisa o un tierno abrazo también es un premio brillante para la cosecha particular de cada uno.

doble sombra

Durante tantas horas de convivencia juntos, tantos logros y malos ratos compartidos se olvidan con un refrescante chapuzón en la playa fluvial, en el río o en las piscinas de la localidad en un ambiente relajado. Adultos y menores, fundidos como una escultura de Chillida a un viento imaginario.

piscineros

Los descansos también son considerados como galardones. La piernas empiezan a pesar. La rutina de entrenamientos consecutivos rompe con la monotonía habitual de dos y tres entrenamientos por semana durante la temporada. Cuando el cansancio no te permite avanzar no queda más remedio que descansar en un rincón.

dormida

La composición perfecta no existe. Hay que saber apreciar la diferencia como una valor añadido y no como un punto de división. Al voltear sobre su cuerpo, esta joven gimnasta obtiene una gratificación personal al alcance de su mano.

_DSC9135

Y como el esfuerzo siempre tiene premio, el nuestro es el mensaje que se escucha en la letra de este vídeo de Efecto Pasillo.

Respecto a nuestros Decreta particulares  en su articulo IV dice

Establecí igualmente que ninguno se atreva a ocupar violentamente alguna habitación, equipaje o mobiliario que estuviese en posesión de otro.

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *