Última matinal dominical en la ACB, al menos deportivamente. Y nueva derrota frente al UCAM Murcia por 73 a 82 para «los hombres de negro». Momento propicio para acordarse de donde venimos, hace 18 años de LEB 2, cuando nos reuníamos en La casilla, los viernes por la tarde, 300 incondicionales apoyando a un equipo semiprofesional. Hasta el día 20 de Mayo con más de 8.000 gargantas entonando al unísono: BIL-BAO-BAS-KET, BIL-BAO-BAS-KET

Consumado el descenso a la liga federativa LEB ORO, al menos quedaba el consuelo de despedirse con victoria. Pero como en muchos otros partidos esta temporada, los dirigidos `por Lakovic  se dejaron llevar por una inercia negativa. Además, del acierto visitante  en los tiros lejanos que hay que meter. Y ellos no fallaron, en cambio, los puntos anotados por Todorovic y Redivo  sirvieron para reducir distancias.

 

Los murcianos buscaron a sus hombres más entonados, Soko, Hannah,Delía y Olesson a los que nos les tembló el `pulso cuando  hubo que jugársela. Desde el poste bajo, machando el aro, en tiros abiertos e incluso en triples decisivos para sus intereses.

 

El encuentro sirvió para reivindicarse para alguno de los jugadores que vistió por última vez la camiseta negra bilbaína. Thomas se mostró fogoso, activo y a veces demasiado impulsivo, con ganas de realizar buenos números en la estadística. Los bloqueos y continuación le permitieron machacar el aro visitante. e incluso lanzar su gancho de izquierda le aportó beneficios. Su lado menos bueno siguen siendo los tiros libres. Aunque anotó dos consecutivos , jaleados con ímpetu y jolgorio por parte del público.

Otro jugador local que mostró su mejor versión fue Hammink, que a su defensa férrea habitual, lo que le permitió incluso poner un tapón, unió la agresividad en ataque  encarando el aro murciano con fuerza para machacar. En otras ocasiones, eludía la responsabilidad de tirarla y pasaba el balón a un compañero, sin mirar el aro.

La defensa  zonal 1-3-1 ordenada por Lakovic sorprendió en sus primeros compases a los murcianos durante la segunda parte.Espoleados por el efecto miribilla  les permitió colocarse a tan solo dos puntos abajo. Al final, ,los tiros liberados de los hombres de negro no entraron y la muñeca caliente de Olesson principalmente, y Hannah si funcionó.

Poco quedaba por celebrar en el Bilbao  Arena, salvo un sencillo homenaje al capitán Alex Mumbrú que se despide de la práctica activa del baloncesto, en  la faceta de jugador. Ya no le volveremos a anotar la última canasta del calentamiento y su balón al aire, antes de dirigirse al banquillo para recibir las últimas consignas de su entrenador.

Tampoco olvidaremos su juego de espaldas en la pintura. Su juego de pies para encarar a su defensor casi siempre tuvo recompensa. Y en su último partido ante su público, así lo materializó.

Su nombre fue coreado y ovacionado, por última vez, en  una presentación en su casa, por todos los asistentes.

Una proyección en el videomarcador de excelentes jugadores, compañeros en la selección y en su trayectoria deportiva aceleró los corazones de los presentes. Y por supuesto, nobles y cariñosas palabras de compañeros muy cercanos, Salgado, Raúl López y Hervelle. Éste fue el encargado de entregarle la txapela conmemorativa.

Por su parte, las peñas del Bilbao Basket también mostraron sus gratitud a Mumbrú con una visible pancarta en uno de los fondos del pabellón.

Dos pinceladas finales para recordar al eterno capitán. Una vez finalizado su discurso improvisado, pues él sostenía que no había nada que celebrar, sus compañeros le mantearon en el centro de la cancha.

Y por última vez, enfiló el camino de los vestuarios, acompañados por sus hijos mayores y flanqueado por la plan tilla y cuerpo técnico de su equipo.

Toca ahora esperar, y confiar en que el verano traiga noticias positivas para la afición vizcaína al baloncesto y al club Bilbao basket en la categoría que sea. Porque cuando una puerta se cierra, otra se abre. Para  no dejar plegados los asientos del Bilbao Arena definitivamente y privar a sus titulares del espectáculo del deporte de la canasta.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *