Tercer triunfo de cuatro ante un rival de Euroliga con una puesta en escena sobresaliente por los dirigidos por Mumbrú que resolvieron el encuentro con un marcador de 79 a 75 frente a Baskonia. El dominio  del rebote, unido al juego de bloqueo y continuación y la ocupación del espacio en el poste bajo determinantes para alcanzar la victoria. Protagonizado por  Balvin (13 puntos, 9 rebotes, 1 tapón para un total de 21 valoración), Lammers (12 puntos, 3 rebotes y 16 valoración) y un revulsivo Cruz (75% en tiros de 2 y 11 de valoración). Un juego colectivo muy acertado que minimizo las perdidas, 8, no dan opciones de posesión a su oponente. Hasta tal punto, que los once jugadores que disputaron de minutos acabaron anotando. Con Brown determinante en los minutos finales del partido, penetrando a canasta y buscando la asistencia como mejor opción. La dupla francesa de los locales, Rouselle y Bouteille, necesitan asentarse aún en la liga, para demostrar la calidad que atesoran. El base asiste muy bien pero  todavía se necesitan algunos de sus puntos. El alero, sale bien de los bloqueos y tira cómodo pero ayer se mostró fallón desde el tiro libre (3 de 6). Por los alaveses, la fatiga de jugar en Euroliga y los largos desplazamientos les pasó factura, al jugar con un sólo director de juego, Henry (21 de valoración). Le respaldaron con puntos y carácter Shengelia y Diop. La eliminación de su techo Full por antideportiva y técnica les mermó ostensiblemente. Un encuentro que se fue a las dos horas de duración, por una  excesiva consulta por parte del trío arbitral, designado por el Comité Técnico de la ACB, del instant replay que crearon más incertidumbre que resolución sobre sus decisiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *