Una olma vieja

La plaza es amplia y cuadrada, y en el centro tiene una fuente de varios caños, con un pilón alrededor, y un olmo añoso -olma le llaman, porque es redondo-, copudo, matriarcal, un olmo tan viejo, quizás, como la piedra más vieja del pueblo.

Una fuente en la plaza

y una olma vieja.

Una cigüeña pasa

sobre pareja.

Camilo José Cela, en viaje a la Alcarria.

IMG_20160110_142410

El negrillón de Boñar, muerto desde los años 80 desapareció de la plaza del pueblo dejándola huérfana de uno de sus iconos representativos. Y de una de sus coplas más famosas: Dos cosas tiene Boñar/ que nos la tiene León./ El maragato en la torre / y en la plaza el negrillón. La víspera del  día de Reyes fue arrancado de su privilegiada posición para permanecer a partir de entonces en la retina de los habitantes de la Noble Villa. Su copa frondosa, como la de la imagen de arriba, con sus adoquines originales y empedrados se convierte en un tesoro a guardar en el álbum de fotografía. El disco duro de nuestra memoria personal deja un pequeño hueco para albergar el recuerdo de las historias, anécdotas y curiosidades que entorno a él se produjeron.

LOS ARBOLES MUEREN DE PIE-1

Para quiénes le conocimos en su esplendor, como en su decadencia, una escultura más en una plaza, el desplome de su tronco sobre el tejado colindante de la iglesia supone el adiós definitivo a todo un símbolo de la provincia. Los trozos de tea del olmo, repartido entre los pocos vecinos que se congregaron en el proceso de extracción pasarán a engrosar la herencia familiar de los vecinos más aventajados. Su imagen sólo la podremos vislumbrar en el escudo de la Villa.

escudo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *