A falta de cuatro partidos para concluir la fase regular de la LEB Oro los hombres de negro vencieron a Melilla por 62 a 59. El encuentro se asemejó en demasía a un partido de las eliminatorias previas, antes de llegar a la fase final en la que cuatro equipos se jugaran la otra plaza de ascenso a la ACB. Tanteador bajo, precipitaciones en la posesión, pérdidas de balones, defensas pegajosas, alternativas tácticas y poca velocidad en el juego.

Un último parcial, 12 a 5, favorable a los locales  les llevo a sumar su sexto triunfo, ante un rival mermado por las lesiones y con una plantilla tan sólo de 9 jugadores disponibles en la rotación. Balaban bregando en la zona local, Franch en la dirección y Agada en la anotación resultaron los mejores baluartes de los melillenses.

Los rebotes y la agresividad defensiva fueron las armas bilbaínas para llevar el partido a su terreno. Demetrio con sus rebotes y puntos en la primera mitad, sobre todo, Lammers sellando su zona, las asistencias y templanza de Schereiner y los triples puntuales de Huertas y Martínez les permite seguir segundos en la clasificación asegurándose el factor cancha para las eliminatorias del mes de Mayo.

Melilla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *