Son las palabras de un agricultor que subsiste en Khan Junis, una población al sur de la Franja de Gaza.  Galardonado en la Gala de los Premios #goya2019 al mejor cortometraje documental  bajo el título de Gaza. Sus directores, Julio Pérez del Campo y Carles Bover Martínez muestran a lo largo de 18 minutos, una realidad de un conflicto que  no avanza en más de 60 años de lucha. Una música compuesta por Pere Campaner nos traslada al territorio, con un arranque  de muchos contrastes en las imágenes iniciales. Unos planos muy duros en la morgue y en el hospital, donde la mirada perdida de un niño toca la fibra más sensible del ser humano.  Donde nos acercan a los barrios destruidos de distintas localidades y a los cultivos de la tierra como medio para sobrevivir. Con la ayuda de la ONU que suministra alimentos, pero no es capaz de paralizar las agresiones continuas del Estado de Israel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *