Se trata de un hayal xerófilo cercano a la Nebreda o Enebral de Crémenes. En esta zona, próxima a los límites del Parque Nacional de Picos de Europa, en la Montaña oriental leonesa. El haya forma bosques en la umbría, mientras los longevos enebros tapizan la solana. El primero es propio de zonas de clima húmedo y nuboso. Por el contrario , los segundos son más propicios en regiones de clima seco y luminoso originando una original distribución de la flora regional en esta localización.

Por otra parte, notables ejemplares de Tejo se emboscan a cierta altitud, buscando el cobijo y protección del hayedo para pasar desapercibidos en un hábitat húmedo, umbrío y cerrado.

Siguiendo el cauce del río Llampas el otoño empieza a dejar sus primeras muestras de color en este enclave natural.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *