Ochenta y tres años han transcurrido desde la caída del cinturón defensivo que protegía a Bilbao de las tropas sublevadas. Por estas fechas, del mes de Junio, entre los días 12 al 19, la ofensiva fue brutal, con ataques de bombarderos y aviones debidamente equipados, de tropas alemanas e italianas.

La línea defensiva constaba de cinco sectores: Punta Lucero-Sodupe-Ugao-Usansolo-Larrabetzu-Berango-Barrika. Se trataba de fortificaciones de poca elevación y defensas en profundidad con sucesivas líneas de trincheras. cubiertas de sacos terreros.

Nidos de ametralladora de hormigón, dispuestos en enclaves estratégicos de pequeñas elevaciones de montes.

La base de la defensa del Cinturón de hierro lo formaban estos últimos que constaban de una plataforma de emplazamiento para la máquina, una cámara principal y un refugio.

 

También eran frecuentes refugios construidos en galería de mina para la tropa, excavados en roca y de una longitud conveniente.

El cierre de los caminos se realizaba a base de muros de mampostería o de hormigón provistos de troneras.

Todas estas fotografías son actuales y se puede conocer visitando los enclaves donde se encuentran, en algunas casos gracias a la colaboración de entidades locales y organismos autónomos, que han permitido su conservación. Diseñando y elaborando rutas y paneles informativos para conocer estos enclaves del cinturón de hierro en Bizkaia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *