No saltó la sorpresa. Romper los pronósticos de la historia de esta competición de Copa princesa de Leb Oro venciendo en casa del anfitrión, que lleva con esta 19 victorias consecutivas. Real Betis 80 – 70 Bilbao Basket. El basket control empleado ayer por los hombres de blanco en el primer cuarto les dio confianza. Un acierto  brutal desde el tiro de 3 puntos (15 puntos iniciales desde esta posición) y acierto descomunal de Brown (23 ptos. 57% acierto en tiro de campo, 14 de valoración) uno de  los destacados al final por parte bilbaína. Por los béticos, Broleph (16 ptos. 50% en tiros de campo, 23 de valoración) les mantenía enchufados en el partido y al final se llevo el MVP del encuentro.

En esta ocasión, la segunda unidad, no respondió como en otras ocasiones. La fuerte presión de los bases locales, Rodríguez y Costa sobre Salgado lastraba los ataques visitantes. Al no generar juego en la pintura, los dirigidos por Mumbrú abusaban en demasía del tiro exterior y el juego al bote. Lo que permitió a los andaluces alcanzar el descanso con una ventaja de 5 puntos.

Tras el paso por vestuarios los sevillanos rompieron la tímida defensa zonal de los bilbaínos. Unas ayudas defensivas extraordinarias en el aro local del quinteto en pista complicaba los tiros de sus rivales. Sólo Demetrio (18 valoración para 13 puntos y 7 rebotes) y Cruz (16 de valoración para 10 puntos y 9 rebotes). Almazán, Borg, Stainbrook y Samb imponían sus armas defensivas y ofensivas que les llevaba a distanciarse en el luminoso.

En el último parcial se impusieron los visitantes (19-24) con una defensa zonal muy abierta, alternando los 2 cuatro en cancha en ciertos momentos, los 2 cinco en algunas fases y al  final 3 pequeños para agilizar la subida del balón. Pero los hombres de negro no son un equipo construido para correr y sólo pudieron reducir la diferencia final a los 10 puntos.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *