Alguien dijo en algún  momento que  no es lo mismo ver que  mirar ni oír que escuchar. La mirada en muchas ocasiones es quien nos juzga. Nos ofrece una visión panorámica de lo que observamos. Puede tratarse de una persona, un paisaje o una fotografía._miguelon y tropa

Los que arriban figuran en la imagen son los que hacen posible que el Campus olímpico Cangas 2016 llegue a buen puerto.Y acompañados por el Presidente del  club y el entrenador del equipo Leb Plata,que se acercaron a la foto oficial del personal y jugadores que se dan cita en Cangas de Narcea durante once días.

movida

Pongamos nuestros ojos atentos al ejercicio físico, fundamental en estos incios de la temporada. Dos jugadores del equipo junior se esfuerzan en mover una pesada maroma.

verdejo

Si te das una vuelta por el Pabellón Municipal puedes encontrarte a las jugadoras preinfantiles en una serie de ejercicios de desplazamiento. Dentro o fuera, hacia arriba o abajo. Su  gesto concentrado en tocar el cono con rapidez las hace mortales.

musculo

Entramos ahora en la sala de musculación. El espejo no  miente, no engaña.Un jugador cadete  se balanza lentamente sobre un banco móvil  en un ir y venir continuo. Mientras tanto otro aguarda su turno en un pose premeditado.

ciclistas

Avanzamos por el local  y nos encontramos con dos entrenadores que controlan a sus respectivos grupos para que se apliquen en la sesión de gimnasio. El alumno y el maestro. El pipiolo y el experto. Dos excelentes personas a las que no puede acudir cuando se les necesite.

_teoría

Regresamos a la cancha. Ahora toca teoría. No basta con practicar. No todo tiene porque ser físico. Recordar porcentajes de tiro, eficacia en el juego de equipo a modo de estadística es otra manera de enseñar y corregir los posibles fallos.

_fisioDSC9413 copia

Para terminar este paseo en imágenes pro algunos espacios del campus volvemos al pabellón. En la pista central un jugador cadete es atendido por la fisioterapeuta para aliviar su lesión.

Por otra lado nuestro artículo V de los Decreta particulares dice lo siguiente:

Juré también que ni yo ni otro cualquiera cause daño alguno a su semejante bien sea de palabra, fuerza u omisión. Y si así fuera estará obligado a responder por ello.

Me retiro con este video titulado A solas de Pereza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *