Cuesta mucho movilizar a las personas de una ciudad de las denominadas de provincias, como es el caso de León en defensa de una plaza tradicional. Detractores y partidarios de la misma se encuentran enfrentados. Unos para mantener su esencia natural, tal como se muestra en el vídeo adjunto. Otros para mejorar su pavimento y estética urbanística, acorde a los tiempos del siglo XXI por el que transitamos. Aparcados los intereses de ambos bandos, este rincón de León es uno de los mas recomendados en guías, catálogos y páginas de viajes en la red. Perderse por su pavimento original, cuando cae la noche, agazapado entre la fuente y los árboles que la escoltan resulta enternecedor. Saciar la sed y la gula en alguna de las terrazas de los establecimientos hosteleros que la circundan supone un buen ejercicio de hábitos saludables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *