Ubicado en el término municipal de Geras de Gordón, el hayedo la Boyariza invita a emboscarnos en un mundo encantado. Paralelo al arroyo que lo atraviesa los silencios cobran especial relevancia cuando transitamos por su entorno.

rocas

Un susurro clamoroso nos persigue. El bullicio del continuo fluir de las aguas del arrayuelo centra nuestra atención. Sus aguas frías, claras y cristalinas nos permite jugar con ,la paleta de colores que el otoño nos brinda en estas fechas primerizas de Noviembre.

arroyuelo

El verde del musgo luce reluciente, errático ante la mirada atónita de los caminantes.Asombrados ante la estampa de colordio que la Naturaleza les brinda en este recóndito paraje.

doble cara

Mostajos como el de la fotografía se funden con las hayas en el humus del suelo. Nuestras pisadas continuas, avanzando por semejante alfombra vegetal emiten un curioso ruido que avisan al arrendajo de nuestra presencia dentro de sus dominio del bosque.

barrera

Barreras naturales, como la de este árbol caído, madera muerta valiosa para el resto de microorganismos que son necesarios para la supervivencia de nuestro ecosistema bosque.

saturado

Contrastes de colores mudan la vestimenta natural del hayedo. Esta vetusta y portentosa haya muestra sus dominios, desprovista de su follaje habitual. Al fondo las jóvenes muestran sus mejore galas otoñales: amarillos, cobrizos e incipientes verdes funden la paleta de colores.

resplabdor

¿Que colores predominan? Los amarillos como se muestra en la imagen. Es cierto que los rojos también aparecen en nuestro paseo, con los verdes claros. Sauces, hayas, robles, mostajos, avellanos adquieren esta tonalidad ante nuestros ojos en este momento concreto. Es el momento exacto, pertinente para visitar el otoño en todo su apogeo.

seta

Las setas carnosas y de un tamaño considerable también se encuentran en este hayedo. Cubiertas por la hojarasca, agazapadas sobre la madera muerta de las hayas e incluso entre la pradera colindante se pueden observar.

amarillo

Concluye nuestra visita al hayedo con esta instantánea plena de colorido. Verdes,ocres, amarillos tapizan el paisaje dotándole de una singular riqueza. Lo que a nuestro juicio son ganancias netas de Biodiversidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *