Cartel de inicio

La tradición de convocar a los vecinos de Vizcaya a la asamblea o batzarre recaía en los avisadores o voceros. Provistos de su corneta, en forma de cuerno, ascendían hasta la cumbre de los montes Kolitza, Ganekogorta, Sollube, Oiz y Gorbeia, correspondientes cada uno a una merindad histórica vizcaína. Una vez en la cima, tañían sus cornetas o cuernos y encendían una hoguera para convocar a asamblea o reunión para resolver asuntos de gran calado. Esta tradición cayo en desuso a partir del siglo XVI

El monte Sollube, conocido como el marinero dentro de los denominados bocineros. Con  sus 684 metros de altitud es el más bajo de los cinco y se trata de un monte divisorio de las antiguas merindades de Uribe y Busturia. Sus laderas norteñas penetran en el Cantábrico por ese accidente geográfico conocido como Cabo Machichaco. (1)

(1)   De la Mar, Ramón. Las cinco bocinas del  Señorío de Vizcaya: el macizo del Gorbea. Colección Temas Vizcaínos, nº 29, Mayo 1977

huella corzo

Existen varias rutas para culminar la ascensión al más bajo de los montes bocineros. En esta ocasión, opto por partir desde Arrieta en dirección Busturia para llegar a una antigua casa forestal abandonada e iniciar la subida. Atravesando el pinar observo las primeras huellas. No camino sólo por este cultivo forestal. Otro mamífero merodea en las inmediaciones de la pista central que me lleva a mi destino.

Flor azul

Alzo la mirada a un lado del camino, humedecido y fresco, en umbría, por las recientes lluvias y descubro que la primavera empieza a florecer en este monótono paraje cubierto de pinos.  La verónica chamaedrys o verónica ojo de pájaro destella con fuerza mostrándose despierta en este día cálido.

Acebo

Otras especies arbustivas como el acebo de la imagen superior colonizan poco a poco el terreno. También encuentro castaños en las duras rampas iniciales, en algunos casos con el fruto seco por los rigores invernales, desprovista la  castaña del erizo que la protege.

Flor amarilla

Al transitar por una pista forestal bastante oscura resulta prácticamente imposible descubrir flores que despunten y se abren paso en los inicios primaverales. Es el caso de la fotografía superior que poco a poco intenta despuntar y desarrollarse en es entorno un tanto hostil. pero ella no cesará en  su empeño.

Cruzado helechal

Los helechales tapizan ambas margenes del sendero. Formando figuras llamativas a los ojos de un observador que merodea por las estribaciones del monte Sollube.

brote de castaño

Otra especie que mencione con anterioridad, el castaño muestra sus primeros brotes anuales, durante la incipiente primavera. Con el transcurso del tiempo sus hojas darán forma a su frondosa cubierta. Algún caminante agradecido, en un futuro lejano se beneficiará de sus frutos generosos: las castañas.

Zarzaparrilla

La zarzaparrilla y sus frutos aún verdes se dejan retratar por el objetivo de la cámara de este naturalista. Rompen un poco la cansina mirada ante tanto pino que inunda el paisaje.

Cumbre placa buzón

Dos últimas paradas. La primera para retratar la placa del club de montaña que está colocada en la cima, a modo de buzón. Un poco antes del repetidor de la señal de televisión que nos permite conectarnos con el mundo desde el cómodo sofá de  nuestras casas. Y la segunda, una panorámica de la reserva de la Biosfera de Urdaibai obtenida desde el Sollube.

Urdaibai desde Sollube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *