De esta forma se solventó la eliminatoria de cuartos que enfrentaba en el quinto partido al Bilbao Basket contra Palencia. Los hombres de negro vencieron en el último partido impar de los cuartos de final para acceder a la ACB por 79 a 61. Un pabellón con un color predominante, el negro, y un público ( más de 9. 600 espectadores) que llevó en volandas a los suyos desde el salto inicial hasta el bocinazo final.

Volvió a resultar un encuentro complicado. Muy bien planteado por Carles Marco y sus ayudantes, alternando la zona 2-3 con ajustes y la individual. Sólo que esta vez, lo que hasta ayer fue válido para defender por los palentinos, el cuerpo a cuerpo con el contrario, no se permitió por parte del criterio arbitral. Nada nuevo en este tipo de eliminatorias. Y que tendrá su prolongación en la Final a Cuatro, cuando de nuevo, lo que se ha pitado durante la temporada, variará de acuerdo a las ordenes del Comité Técnico de arbitraje de FEB.

En esta ocasión, los bilbaínos no se fueron nunca del encuentro. Arropados por sus seguidores intercambian canastas y dominan con cortas ventajas en el luminoso llegando al descanso con una ligera ventaja sobre sus rivales. El control de los rebotes, los ajustes de los sistemas frente a la zona palentina y los tiros liberados del hombre sólo, Brown, Martínez, Matulionis mermaban la resistencia de los comandos por Marco. Además, sus juego exterior, los triples (3/17 18%) no les ayudó. Por lo que se emplearon en la zona de sus adversarios, destacando Otegui (14 ptos, 10 rebotes, 19 valoración) Kone y Gustys.

Por parte de los dirigidos por Mumbrú, aprovecharon un mágico último cuarto (28-16) para afianzar su dominio, con robos que posibilitan salidas al contragolpe, tres jugadores pequeños en cancha para controlar el balón y la posesión buscando los tiros libres al haber alcanzo el bonus sus oponentes. Thomas  Schereiner (15 puntos, 4 asistencias, 3 rebotes,  para un valoración global de 23) convirtió dos triples marca de la casa que posibilitaron el despegue local. Escoltado por Cruz y Demetrio capturando rebotes, la intimidación de Lammers unido a los puntos de Brown y la dirección del capitán Salgado.

Un paso más para acercarse a la ACB, a dos partidos si logra vencer en  la F4 ante Melilla  y en la final al rival oportuno, pero sin olvidar que el club esta inmerso en un proceso concursal.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *