Por el  momento, nos imaginamos su color, aroma, ubicación. Si lo acompañas de una música que te invita a moverte y dar palmas mientras visualizas el audiovisual puedes dejar volar a tu imaginación para trasladarte a las praderas y florestas de donde emergen. Cuando cese la pandemia ya tendrás tiempo de verlas in situ para disfrutarlas como te las imaginas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *