Alguien dijo una vez que las mejores cosas  de la vida no se ven con los ojos. Pero se sienten con el corazón. Y eso es lo que ha ocurrido hoy. Desde la distancia, cerca de 400 km, siguiendo lo acontecido en San Esteban con una nueva victoria en la pesada mochila del grupo A-B de la EBA. Tercera fase final a la que van, tras tres magnificas temporadas en la EBA, con un objetivo: ascender a LEB plata. Complicado, pero no imposible. Por que el año pasado, cerca de dos mil personas se aliaron para llevar en volandas la las chicas del equipo femenino cadete a ser terceras del Campeonato Estatal.  Y toca repetir experiencia, e intenar duplicar la asistencia como anfitriones. Esta vez, por méritos propios, la fase de ascenso se juega en casa. Con nuestros poderes, nuestras normas. Sin miedo, ambiciosos con un reto y un desafío que nos devuelva a la tercera categoría del baloncesto español. Recuerdo con cierta nostalgia cuando me hablaron de este proyecto, hace ya cinco años, en una cena de amigos. Pasa el tiempo, pero las personas siguen aferradas a sus ideales y estos a veces se cumplen.

Aquí están, estos son nuestros poderes, parecen de dibujos animados, pero son de carne y hueso:

Adrian

Mateos

SONY DSC

Ruben

Héctor

Jaime

 Sergio Alonso

Miguel

Oscar

Raúl

Nick

Unai

Kevin

Dionte

Sergio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *