Hoy se trataba de brillar. Trasladar el sol, radiante de fuera del Bilbao Arena a la cancha. Y vaya que se consiguió. Un estilete, Rafa Martínez, con cuentas pendiente y ganas de reivindicarse lideró a los hombres de negro frente a los taronja. Sufrida victoria por 83 a 79 con dos mitades para cada equipo. Los de Mumbrú sobresalieron en los primeros 20 minutos de y los de Ponsarnau en los últimos 20. Poco respeto arbitral con los locales, castigados con más faltas, llegando a tirar 10 tiros libres más los visitantes. Por parte visitante, dos bases Vives (15 puntos) y Van Rossom (14 puntos y 4 asistencias). lideraron la remontada levantina, bien secundados por Motum (13 puntos). Por los bilbaínos, Martínez (16 puntos y 22 de valoración) capitaneó a los suyos, respaldado por Lammers que con 5 rebotes y 3 tapones cerraba la zona local. Les acompañaron en el apartado estadístico Axel Bouteille (13 puntos), Arnoldas Kulboka (14 y 6 rebotes), Jonathan Rousselle (6 asistencias) El colofón final fue el homenaje a Javi Salgado, embarcado en la actualidad en el cuerpo técnico local que recibió sendos obsequios de equipos en los que ha militado, peñas bilbaínas de basket y federaciones vasca y bilbaína.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *