La temporada va cayendo. El Bilbao Basket jugó su  último partido de liga regular en LEB Oro en casa ante Real Canoe con una victoria contundente por 93 a 62. Dominó durante los 4 cuartos a su oponente, con porcentajes elevados en el tiro de 2 puntos (65%) de eficacia, controló el rebote (44 rechaces) en su aro y sigue sin acertar en los triples y en los tiros libres con bajos porcentajes en ambos apartados, claves para futuros encuentros en los que se pueden dilucidar las eliminatorias de ascenso.

Por otro lado, el encuentro sirvió para probar variantes tácticas de cara a futuros compromisos ante rivales con los mismos propósitos de ascender. Se puso observar una presión de 2 x 1 en la puesta en juego del balón visitante, por parte del base y el ala-pivot local sobre todo durante la primera mitad. Y en la segunda parte, alterno a los dos 5 y los dos 4 en cancha el técnico Mumbrú para ensayar sus movimientos ante lo que se avecina en el calendario.

El MVP del encuentro cayó en las manos de Larsen, muy activo, corriendo, subiendo el balón, asistiendo y machacando el aro madrileño con 21 de valoración global (12 ptos. 9 rebotes, 3 asistencias). Muy bien escoltado por Demetrio (13 ptos) y Matulionis (17 ptos). Por lo visitantes destacaron Gil en la pintura ( 17 ptos) y Martínez ( 4/6 en triples para 14 ptos).

En definitiva, los hombres de negro se asientan en el segundo puesto de la clasificación de cara a la fase de ascenso, sin dilucidir todavía la sede de la Final a 4, ofertada por FEB pero inalcanzable para muchos de los implicados por sus condiciones exigentes.

Como dato para la historia del club, se produjo el debut, tras 19 años de existencia de la entidad, del primer jugador canterano en un encuentro oficial de competición FEB. Miguel Ruiz tuvo el honor de ser el afortunado, confiando en que no transcurra tanto tiempo para observar en directo a jugadores formados en casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *