Uno de los benjamines del campus, el pequeño Jairo se aproxima a canasta para encestar. Para él, conseguirlo significa un éxito rápido logrado. Desde su punto de mira el aro se encuentra lejos, pero su enceste supone una experiencia más, un reto superado.

te pasaste de frenada

Que no te cuente historietas. ¡Vívelas en primera persona! Un compendio de pequeñas aventuras, que a modo de una caja china, nos demuestra cómo cada experiencia que vivimos, cada vínculo creado entre las personas, cada emoción que nos sobresalta, cada amenaza que batallamos permanece indeleble. Y de esta manera nos convierte en lo que somos.  Ya sea al entrar a canasta y evitar el tapón del defensor.

pelotas al aire_DSC8819 copia

O porque no. Cuando trabajamos la coordinación y equilibrio en un ejercicio con balones en gimnasia rítmica. Dependemos de nuestros reflejos y de nuestras compañeras de ejercicio. Pero también cuando entramos a canasta en un contraataque.

jokin

Para el asombro de un espectador privilegiado resolvemos con fuerza y plasticidad la jugada culminando el ataque con dos puntos más en nuestro casillero: el de la satisfacción personal.

equilibrio

En ciertos momentos nos mostramos equilibrados. Nos mantenemos concentrados en el ejercicio. Nos abstraemos de la realidad que nos engulle. Olvidamos por un momento nuestros problemas y echamos a volar nuestra imaginación.
_DSC8816

O simplemente damos vuelta. Giramos nos envolvemos como una bola y giramos como la esfera del mundo para alcanzar un paraíso  lejano, recóndito, salvaje  en busca de refugio.

saltarines

Pero lo que nunca faltan son ganas. Luchamos para alcanzar el balón en el salto inicial de un partido. Si lo logramos damos la posesión a nuestro equipo que a lo mejor, le permite anotar en la jugada siguiente.

_DSC8863

Aunque luego el balón acabe apartado, refugiado en un cesto de un cuarto oscuro sin iluminación. Como un pájaro enjaulado.

azulez

A estas alturas del campus, los esfuerzos se empiezan a pagar. Tras unas primeras sesiones el agua se convierte en un refrigerio gratificante. Los calores y los colores empiezan a manifestarse. El azul, muestra de confianza y de simpatía.

amarillo

El amarillo, caracterizado por su poder de decisión para culminar una jugada fantástica y sumar una canasta más para nuestro marcador colectivo.  Los juegos también son parte importante de nuestro campus «olímpico». la diversión esta garantizada entre los más pequeños, además de lograr un premio, un éxito efímero, en la mochila personal de cada uno de los participantes.

manzano

pistoleros

Repasando nuestros Decreta particulares que en su artículo II dice:

Dispongo que no haré ni consentiré, jugarretas ni malas tratas con mis semejantes siguiendo el consejo de mis regidores.

Y por si acaso, estas reflexiones no os resultan placenteras seguir el consejo de este video musical y vivir la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *