Vuelta al origen. Pocos nos acordamos de dónde venimos. De la LEB – 2, actualmente denominada LEB Plata. Cuando los seguidores del deporte de la canasta nos reuníamos los viernes por la tarde en el vetusto Pabellón de la Casilla. Una vez concluido el encuentro nos dispersábamos y pocos conocían que en Bilbao  se disputó un partido de baloncesto. Sólo los alrededor de 300 aficionados que seguíamos este deporte.

Un nuevo proyecto conformado por jugadores que conozcan la categoría Leb Oro empieza a tomar forma en los despachos del club Bilbao Basket berria. Nueva dirección deportiva y nuevo cuerpo técnico para intentar retornar a la ACB. Pero para ello se necesita el apoyo de los seguidores. Esa masa asocial, autodenominada efecto Miribilla que tantas alegrías ha compartido con los jugadores denominados hombres de negro. Los números en esta división son importantes. Un aforo como el Bilbao Arena con capacidad cercana a los 10.000 asientos cubierto su aforo con 4.000 personas puede resultar irrisorio a efectos de entrada. Pero pocos equipos reúnen ese número de aficionados en partidos de la liga regular. El proyecto merece un apice de confianza, a pesar de las zancadillas, inconvenientes y menores recursos que supone afrontar este paso.

Conviene echar la vista atrás. Olvidarse, por un instante, del descenso. Recordar, con argumentos y datos que para llegar hasta ahí, hubo que escalar peldaños, por las distintas categorías inferiores de la competición que organiza la FEB. Unos gestores que con sus aciertos y errores consolidaron un plan que poco a poco alcanzó y consolidó la meta propuesta.

En la élite del baloncesto estatal, con un pabellón casi lleno en los momentos malos, con aficionados con las camisetas negras identificativas de su club, bufandas al viento, para empujar a los jugadores al grito de: ¡A por ellos, oe! ¡A por ellos, oeeh! ha quedado atrás. Los jugadores que aparecen la imagen inferior emprenden nuevos retos, buscan  consolidarse lejos de Bilbao. Salvo dos. Mumbrú que afronta la difícil tarea de regresar a la ACB y el gran capìtán Javi Salgado que afronta la nueva etapa como uno de los patrones que dirigirá el rumbo de la trainera bilbaina.

Por eso, a los que nos gusta el baloncesto, sea  profesional o amateur, en categorías de formación o en competiciones FEB, seguiremos probando de nuestra propia medicina y estaremos en Octubre en el Bilbao Arena en el primer partido de nuestro equipo en LEB oro y en los sucesivos . Porque como me dijo el socio que se sienta detrás de mí en el último partido de esta temporada:

  • Nos vemos el año que viene, porque a los que nos gusta el baloncesto, seguiremos acudiendo allá donde juege nuestro equipo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *